Guerreros de Dios, hombres santos y endiablados luchadores a la vez; con votos de pobreza pero a su vez más ricos que cualquier rey del momento. Cuenta la leyenda que custodiaban la reliquia más  valiosa de la cristiandad: El Santo Grial. Dentro de la fascinante historia que envuelve a los caballeros templarios, se caracteriza el hecho de que estos personajes pese a los poderes divinos que se atribuían, desaparecieron dejando tras de sí grandes misterios que hasta el día de hoy aún siguen sin revelarse. Dentro de sus formas de ser llamados, había una muy particular y contradictoria pues se denominaban los Caballeros pobres de Cristo siendo estos personajes una de las ordenes con más oro y riqueza.

templarios_1

Sin miedo a la muerte y aferrados a sus principios de monjes: Templarios

Aguerridos y sin miedo a la muerte es una de las descripciones que los cronistas manifestaban, pertenecían dentro de las cualidades de los caballeros templarios. Eran asesinos sin piedad, no miraban si fueran cristianos o musulmanes. Iban motivados por su ley divina, esa misma que ellos atribuían y muchos han llegado a pensar que en realidad estos caballeros eran una corte maligna que se aprovechó de la popularidad que dejo el legado de Cristo.

the-crusades

La orden del temple fue el primer nombre que tuvo los primeros 9 guerreros que forjaron la primer cuadrilla de valientes; este ejercito llegó a estar conformado por más de mil caballeros, que viajaban en defensa de la verdad absoluta, esa misma que fue impulsado por el fanatismo monarca, preocupado por la defensa de sus tesoros y tierras.

 

La teoría sobre que los templarios solo tenían la orden de matar a quienes  interfirieran dentro de sus objetivos de opulencia, es en parte muy cierta y va muy ligado al hecho de las practicas extremas que ha tenido que afrontar la iglesia, tal como el establecimiento del celibato, practicada y usada para eliminar el traspaso de riqueza y tierras por el causal de herencia. Algo muy bien pensado sin lugar a duda. Pero los Templarios mataban, algo propiamente peor si se le suma el hecho que sentían una aprobación directa de Dios por sus actos: todos unos dementes diría yo.

Entregados a Dios y a la oración pero también asesinos y opulentos

Para muchos los caballeros templarios manejaban una doble moral sin límites, pues su naturaleza de monjes los obligaba a llevar los mismos preceptos de castidad, amor al prójimo e incluso rezar hasta 7 veces al día; pero nada de eso compensaba sus atroces actos. Cada día se preparaban para estar alertas de lucha; su espada era la principal defensa y si la perdían, corrían mucho el riesgo de morir pues estaban preparados mejor para peleas con espada que aquellas de cuerpo a cuerpo.

templarios_history                               knight-templar

Aspectos interesantes que resaltaban la cultura de los templarios era su gran disciplina; seguían muy bien las instrucciones y nunca se retiraban de una batalla a menos que fueran menos que sus oponentes (sólo permitían una relación 3 enemigos a 1, más de eso daba lugar para una retirada) y se diferenciaban por su alto compañerismo, respecto a otros bloques móviles de las mismas cruzadas que estaban esparcidas por Europa y Oriente Medio.