Durante mucho tiempo se desarrolló en el mundo numerosos experimentos crueles tratados en humanos, para saber curas de enfermedades, reacciones de medicamentos, afectos de drogas, bombas atómicas, entre otras cosas más, sin saber el dolor y el sufrimiento que estos podrían causar. Aquí te mostramos 10 de los experimentos más terribles realizados a lo largo de la historia de la raza humana.

  1. Soldados en cámaras de gas mostaza:

El gobierno norteamericano en los años cuarenta quiso implementar las mismas técnicas utilizadas por los nazis, las famosas cámaras de gas, para realizar experimentos con sus propios soldados, para la investigación de trajes contra ataques químicos

Lo terrible de esto es que los soldados no estaban enterados del daño que esto podría causarles en su cuerpo. La inhalación de estos químicos que utilizaban provocaba estornudos, vómitos y edema pulmonar. Como era experimentación, muchos de los soldados murieron o quedaban con quemaduras y erupciones extremadamente dolorosas, algunas de sus consecuencias eran reversibles, otras podían quedarse en ellos para siempre. 

  1. El escuadrón 731 Japonés:

El escuadrón 731, división del Ejército Japonés durante la Segunda Guerra Mundial, estableció un campo de concentración en la ciudad china de Nanking donde sucedieron atroces actos contra chinos, coreanos, rusos y mongoles, utilizados como objeto de experimentación para la investigación y desarrollo de armas bacteriológicas.

Fue el Teniente General Shiro Ishii, quien planteó y llevó a cabo los terribles actos contra los rehenes. Las victimas eran entre niños, mujeres y hombres de varias edades, también los encerraban en fosas comunes infectadas de cólera, parásitos, peste bubónica, tuberculosis, y tifoidea, se les inyectaba bacterias y enfermedades con el fin de estudiar sus efectos y observar el comportamiento humano ante estas enfermedades.

  1. Experimento nazi: Congelación e hipotermia

En la Alemania nazi de Adolf Hitler, en sus campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Los prisioneros, mayormente judíos, pero también gitanos, prisioneros de guerra soviética, y homosexuales, se les obligaba a participar en experimentos para ayudar al personal militar alemán en situaciones de combate, para la recuperación del personal militar que había sido herido, y en homosexuales se realizaron con el fin de “curar la homosexualidad”.

Uno de los más macabros experimentos era el que se realizó con el objetivo de saber como tratar la hipotermia, ya que muchos de los militares alemanes habían muerto debido a esto, para así ellos saber como prepararlos mejor para las condiciones climáticas.

En los experimentos se podía observar cuanto tiempo tardaba un cuerpo en congelarse hasta la muerte, y además de como  resucitar la persona ya congelada.

A las víctimas se les colocaba en tinas de agua helada, desnudos en temperaturas bajo cero, con una sonda que medía la bajada de temperatura en el recto. La mayoría moría al llegar a los 25 grados.

Por otra parte, los experimentos para resucitar también eran crueles y dolorosos en aquellos que aún no habían muerto pero estaban al borde. Se los ponía bajo lámparas de rayos ultravioletas que quemaban la piel, mediante la irrigación interna de agua hirviendo que generaba ampollas, o en tinas con agua caliente cuya temperatura se iba aumentando poco a poco. 

  1. Estudio Monster:

Esté fue un experimento desarrollado por el doctor Wendell Jonhson en 1939, y que trataba sobre el estudio de la tartamudez. Para Wendell la tartamudez era no más que consecuencia de los malos hábitos de educación de los niños.

Para demostrar su teoría, tomó a 22 niños huérfanos y con problemas del habla, los dividió en dos grupos: a unos les daba un refuerzo positivo, premiándolos cuando conseguían hablar con fluidez; con los otros empleó una técnica a la inversa, insultándolos, menospreciándolos y castigándolos cuando se atrancaban al hablar, quienes luego de esto muchos de los niños quedaron con problemas psicológicos y  problemas de habla. 

  1. Proyecto 4.1:

Los Habitantes del Atolón Bikini en las Islas Marshall, fueron expuestos sin saberlo a pruebas nucleares de Estados Unidos, con el objetivo de  estudiar y registrar los efectos de la exposición a la radiación. Debido a esto hubieron miles de casos con deformidades en nacimientos, así como malestares progresivos y letales, los médicos y científicos no acudieron para dar asistencia médica, por lo que dejaron que lentamente muriera gran parte de la población. 

  1. Laboratorio de venenos en la URSS:

El laboratorio de Venenos del servicio secreto ruso,  era una instalación secreta de las agencias de espionaje ruso. Los agentes buscaban un veneno incoloro e insípido que no dejara ningún rastro  y comenzaron a probar en humanos a través de bebidas, comidas o dado como medicamento a las personas. Al pasar de los años pudieron conseguir  los resultados a su experimento, al que denominaron C-2, un veneno que debilitaba rápidamente a la víctima y la calmaba hasta que moría en quince minutos.

  1. Proyecto MKULTRA:

Este proyecto fue un estudio realizado por la  CIA con el objetivo de producir una droga que obligara a una persona a decir la verdad. El experimento consistió en administrar LSD y otras drogas, que causaban alucinaciones con ojos abiertos y cerrados, sinestesia, percepción distorsionada del tiempo y disolución del ego.  Para estudiarlo se utilizaron, empleados de la CIA, personal militar, doctores, funcionarios, prostitutas, personas con problemas mentales e incluso gente del público en general. Este estudio se hizo sin el conocimiento ni consentimiento previo de los involucrados. 

  1. Estudio Tuskegee sobre la sífilis:

Realizado entre 1932 y 1972 en Tuskegee, Alabama, para el estudio de la Sifilis se busco a hombres afroamericanos, la mayoría pobres y analfabetos a quienes no se les informaba del padecimiento de su enfermedad, solo les decían que tenían “mala sangre” (un término local para referirse a enfermedades que incluían la sífilis, la anemia y la fatiga) y les prometían atención medica gratuita. El objetivo era observar la progresión natural de la sífilis si no era tratada, y buscar el tratamiento adecuado para cada una de ellas, los tratamientos para la sífilis en ese entonces eran muy tóxicos, peligrosos y de efectividad cuestionable.

  1. Experimentos secretos para estudiar los efectos de la bomba atómica:

El gobierno de EE.UU entre los años cuarenta y cincuenta, llevo a cabo un experimento donde se les inyectaba sustancias altamente tóxicas como plutonio  a sus “participantes” quienes eran habitantes de su país, se inyectó a pacientes de hospitales, se hizo ingerir radioisótopos a los niños de varias escuelas colocadas en su desayuno  y mujeres embarazadas bebieron hierro radiactivo.

También dispersaron nubes de partículas sintetizadas de sulfuro de zinc-cadmio sobre los alumnos de muchas escuelas de Estados Unidos y otros estados de Canadá, para ver cuánto se dispersarían.

  1. Experimentos de esterilización:

En los años cuarenta se realizaron diversos experimentos con mujeres, este buscaba  desarrollar un método de esterilización con el cual fuera posible esterilizar millones de personas con un mínimo de tiempo y esfuerzo. Estos experimentos fueron conducidos por medio de rayos X, cirugía y varias drogas.

Durante el estudio se les inyectaba soluciones que contenían yodo y nitrato de plata, el cual tenia efectos colaterales indeseados, tales como hemorragia vaginal, dolor abdominal severo y cáncer cervical.

La radiación era administrada por medio de engaños. Los prisioneros eran llevados a una habitación y se les solicitaba completar formularios, lo que tomaba dos o tres minutos. En este tiempo, se administraba la radiación y, sin que los prisioneros lo supieran, eran dejados completamente estériles. Muchos sufrieron quemaduras a causa de la radiación.

Tambien te interesará esto: