El gusano de la muerte de Mongolia es una criatura que supuestamente existe en el desierto de Gobi . Una temible criatura que se describe de un color rojo brillante con un cuerpo de gusano ancho que es de 2 a 5 pies (0,6 a 1,5 m) de largo.

El gusano de la muerte es objeto de una serie de afirmaciones extraordinarias en Mongolia por la gente local, tales como la capacidad del gusano de vomitar ácido sulfúrico que al entrar en contacto con su objetivo lo amarillea por las quemaduras del ácido hasta el punto de corroerlo y el ácido es tan fuerte que puede matar a un ser humano sin problemas, así como su supuesta capacidad de matar a distancia por medio de descargas eléctricas.

Aunque los nativos del desierto de Gobi desde hace mucho cuentan historias de la olgoi khorkhoi-, la criatura por primera vez llamo la atención en Occidente a consecuencia del libro publicado en 1926 “Tras el rastro del Hombre Antiguo” por el profesor Roy Chapman Andrews. Los paleontólogos de EE.UU. no están convencidos de las historias de los múltiples avistamientos del monstruo en las conversaciones de las convenciones de funcionarios en Mongolia: “Ninguno de los presentes nunca ha visto a la criatura, pero todos creían firmemente en su existencia y lo describen minuciosamente”, así describen los informes científicos con los que contaban para asegurar la existencia de la criatura.

Según los lugareños del comportamiento del gusano de la muerte se dice que vive bajo tierra, en hibernación la mayor parte del año a excepción de cuando se pone en actividad en Junio y Julio. Se ha informado que este animal se deja ver en la superficie sobre todo cuando llueve y el suelo está mojado.

Una hipótesis es que el gusano mongol de la muerte es de un tipo de criatura de tierra basada en la anguila eléctrica, una adaptación de parásito de hace miles de años, cuando el desierto de Gobi era un mar interior. Las anguilas eléctricas, un tipo de pez navaja, llegan a la superficie cada diez minutos o menos para respirar el aire. Sin embargo, no existen anguilas eléctricas conocidas que puedan emitir venenos.

Hipotesis y Teorias

Otra hipótesis es que el olgoi khorkhoi podría ser una serpiente que escupe y ha sido exagerado por el folclore del lugar, y de las historias más conocidas están la del niño que jugaba en el patio con sus juguetes, mientras olvidaba a su lado, despreocupado, su caja donde los guardaba. Cuando se puso a recoger sus juguetes y guardarlos en la caja cayó muerto. Parece ser que un Allghoi Khorkhoi se había introducido dentro de la caja. Los padres cuando llegaron a casa, vieron a su hijo muerto y un sospechoso rastro de gusano que se adentraba en el desierto. Lo siguieron, pero al llegar al gusano, este les recibió con uno de sus descargas eléctricas, causando la muerte por carbonización de la pareja.

Se han registrado historias desde la olvidada dinastía Ming, hasta nuestros dias de personas que han visto al criptido, y aun ahora han habido pequeñas campañas de investigación por parte de países vecinos de Mongolia, al principio por problemas con los régimen existentes, pero luego de haber hecho su investigación, solo lograron recopilar mas información de avistamientos por parte de la gente que reside en Noyon, ciudad cercana al limite con China.

Aún ahora se cuentan nuevos relatos de gente que los han avistado, incluso afirman haber perdido a familiares y seres queridos por parte del Gusano, según ocurran nuevas investigaciones estas historias formaran parte de la leyenda que solo el desierto del Gobi sabe que tan veraz son.

Por su parte el checo Ivan Mackerle, dirigió una expedición al desierto del Gobi en 1990. Durante su viaje recogió testimonios muy similares acerca del gusano-intestino. Un pastor mongol dijo que “se parece mucho al intestino de una vaca, su piel es de color rojo sanguinolento o salami y resulta difícil distinguir la cabeza de la cola ya que no posee ni ojos, ni nariz, ni boca visibles”. Añadió también que “la criatura se desplaza de un modo extraño, bien rodando, bien arqueando el cuerpo hacia los lados y que se siente atraída por los objetos de color amarillo”. Otro testigo, Yanjindgin Mahgaljav, aseguró haber visto como el gusano-intestino mató una manada entera de camellos al sur de Nyon en la década de 1960, con descargas eléctricas y acido que destruyo sus cuerpos por completo.

Las personas de la zona le temen en gran medida porque hay muchas historias y expediciones inciertas en donde no se sabe que es lo que ha ocurrido y la naturaleza del desierto es peligrosa, pero mucho más lo es un gusano gigante que puede terminar con la vida de cualquiera que se pare frente a él. Otras versiones cuentan que a pesar de tener todos los poderes que se le atribuyen, su tamaño es bien pequeño como el de alguna serpiente de largo y de grueso como lo sería un brazo humano. Si alguien lo enfrentó no vive para contarlo porque no hay registros de su existencia, pero el Allghoi Khorkhoi como lo llaman en mongol, se reproduce de forma progresiva.

y tu que piensas, es posible que exista semejante criatura?

Tambien te interesará esto: