En la edad media el rechazo al baño llegaba hasta los más altos niveles de la sociedad. Las damas de la nobleza realizaban esta tarea de aseo cuando mucho dos veces por año, el mismo rey no era la excepción ya que sólo lo hacía por estricta  prescripción médica y con las debidas precauciones.

reyes

Los médicos de la edad media, estaban totalmente convencidos que bañarse sobre todo con agua caliente, dejaba el cuerpo expuesto a los malos aires, producían debilidad en los órganos y  aseguraban que si el agua penetraba a través de los poros, podía transmitir todo tipo de males y enfermedades por lo que no aconsejaban el baño, Incluso empezó a difundirse la idea de que una capa de suciedad en la piel protegería y evitaría contraer cualquier tipo de enfermedades y el aseo personal debía realizarse sólo “en seco”, con el uso de una toalla para frotar las partes visibles del cuerpo.

También recomendaban que a los niños sólo se les limpiara el rostro y los ojos con un trapo que le removiera la mugre, asegurando que lavarse la cara con agua era perjudicial para la vista, ocasionaba  males dentales y producían catarros.

baño tina

Por otra parte la iglesia condenaba el acto del baño como un lujo innecesario por lo que era condenado aduciendo que era un acto pecaminoso.

El resto del proletariado era menos afecto a los baños y cuando realizaban esta práctica lo hacían en una tina enorme repleta de agua caliente, comenzando por el padre de la familia, luego los demás hombres de la casa todos por orden de edad, luego en la misma tina seguían las mujeres también en orden de edad, finalmente los niños y bebe siendo estos últimos los más perjudicados ya que al llegar su turno el agua estaba totalmente sucia que no se podía ni ver el cuerpecito de este.

Fuente: http://www.taringa.net/post/info/8489451

 

 

Tambien te interesará esto: